Ayuntamiento de Ermua

Sección de utilidades

 

Galería de Fotos

Menú Principal

Vertido final


Volver

Imagen de la salida al mar de un emisario submarino

Finalmente, el agua residual es vertida a los ríos, a los lagos o al mar. A menudo, se utilizan emisarios submarinos para asegurar que este vertido final no afecte negativamente a la calidad del agua de baño de las playas próximas o los núcleos habitados.

En aquellas partes del mundo que se enfrentan a una creciente escasez de agua, tanto de uso doméstico como industrial, las autoridades empiezan a recurrir a la reutilización de las aguas tratadas para rellenar acuíferos, regar cultivos no comestibles, procesos industriales, recreo y otros usos.

En un proyecto de este tipo, en la Potable Reuse Demonstration Plant de Denver, Colorado, el proceso de tratamiento comprende los tratamientos convencionales primario y secundario, seguidos de una limpieza por cal para eliminar los compuestos orgánicos en suspensión. Durante este proceso, se crea un medio alcalino (pH elevado) para potenciar el proceso.

En el paso siguiente se emplea la recarbonatación para volver a un pH neutro. A continuación se filtra el agua a través de múltiples capas de arena y carbón vegetal, y el amoníaco es eliminado por ionización. Los pesticidas y demás compuestos orgánicos aún en suspensión son absorbidos por un filtro granular de carbón activado. Los virus y bacterias se eliminan por ozonización. En esta fase el agua debería estar libre de todo contaminante pero, para mayor seguridad, se emplea la segunda fase de absorción sobre carbón y la ósmosis inversa y, finalmente, se añade dióxido de cloro para obtener un agua de calidad máxima.


Arriba



© Ayuntamiento de Ermua, 2017 - Marqués de Valdespina, 1 - 48260 Ermua - Bizkaia - Teléfono: 943 17 90 10

Logo de la Unión Europea