Ayuntamiento de Ermua

Sección de utilidades

 

Galería de Fotos

Menú Principal

Términos heráldicos


Volver

La Ciencia Blasón tiene un lenguaje propio que la mayoría de las personas desconocemos.

Este vocabulario específico surge en los siglos XII y XIII en el área geográfica anglosajona, aunque no es hasta el siglo XVIII que este lenguaje se generaliza.

A continuación se ofrece el concepto de algunos de los términos más usuales en heráldica.

Esmaltes

Un elemento fundamental en cualquier escudo de armas es el color, pues no debemos olvidar que su objeto era el de identificar a quien lo portaba. Los esmaltes utilizados son los siguientes:

Así, cuando leemos en la descripción de un emblema heráldico “en campo de azur,…”, quiere decir que toda la superficie de lo que entendemos por el término escudo es de color azul y que las figuras heráldicas que figuren sobre él, por el contrario, deberán ser de metal para cumplir una de las normas básicas de la heráldica.

Arriba

Blasonamiento

Blasonar es el arte de describir un emblema heráldico de acuerdo con la terminología específica y convencional que permite comprender su composición sin necesidad de recurrir a su diseño.

La sencillez y la precisión son dos conceptos elementales del fenómeno heráldico que, en el caso del blasonamiento, no deben ser descuidados.

Composición heráldica

La existencia de un pequeño número de reglas o leyes que rigen el empleo de las figuras y colores en el interior del campo del escudo es lo que diferencia al fenómeno heráldico de otros sistemas emblemáticos. Los principios de orden, equilibrio y claridad, propios de todo signo visual de reconocimiento son los que priman sobre la libertad de criterios del artista.

Ornamentos exteriores

Deben entenderse como tales todas aquellas formas heráldicas que no están comprendidas en el lenguaje del blasón. En un conjunto heráldico, es adorno exterior todo lo que se encuentra fuera del campo del escudo.

Arriba

Glosario heráldico referido al escudo de la Villa de Ermua

Campo del escudo: es la superficie del escudo delimitada por el contorno.

Creciente: se dice de la media luna, cuando se sitúa con las puntas dirigidas hacia el jefe del escudo (parte superior del escudo).

Creciente ranversado: es el creciente cuyas puntas miran a la punta del escudo (parte inferior del escudo).

Estrella: mueble que representa lo que su nombre indica.

Cadena: figura artificial formada por eslabones.

Venera: concha de cierto molusco que usaban en sus esclavinas los peregrinos que volvían de Santiago de Compostela.

Cruz de Santiago: la conocida como cruz-espada, usada por los maestres de la Orden de Caballería de Santiago desde el siglo XIII.

Superado: se dice del mueble que tiene otro encima pero sin tocarle.

Así cuando leemos en la descripción del escudo de Ermua "en campo de azur, dos estrellas de ocho puntas de oro, puestas en palo, superadas de un creciente ranversado de plata, y acompañadas a diestra, punta y siniestra de una cadena de doce eslabones de oro colocada en orla"; dicho incorrectamente, pero en palabras más llanas, diríamos "sobre un escudo de color azul, dos estrellas de oro y arriba de éstas media luna de plata o blanca con las puntas hacia abajo y rodeando a las estrellas a la derecha, abajo y al la izquierda una cadena de doce eslabones de oro o amarillos".

Imagen de un lienzo

Arrancado: se emplea para designar a los árboles o plantas que se ven sus raíces.

Cebado: se dice de los cuadrúpedos cuando llevan una presa en la boca, principalmente el lobo.

Resaltada: se dice de la pieza o mueble que se pone sobre otra, sin quedar dentro de la misma, siempre salen por sus bordes.

Bordura: rodea el campo del escudo por su interior y tiene un ancho de un sexto del que tiene el escudo.

Cargada: se dice de la pieza o mueble que tiene otra puesta encima sin salir de su contorno.


Arriba



© Ayuntamiento de Ermua, 2017 - Marqués de Valdespina, 1 - 48260 Ermua - Bizkaia - Teléfono: 943 17 90 10

Logo de la Unión Europea