Ayuntamiento de Ermua

Sección de utilidades

 

Galería de Fotos

Menú Principal

Bandera (1) de la Villa de Ermua : aproximación a una teoría


Volver

Debido a los diferentes avatares históricos que la Villa ha padecido nos encontramos al día de hoy con una falta casi total de datos, que nos pudiesen ayudar a establecer con total claridad cuáles y cómo fueron las diferentes enseñas que identificaron a la misma. Por lo que sólo haciendo un ejercicio de comparación con otros entes de igual condición y que han conservado sus banderas, podemos en cierta medida establecer cuáles fueron las de Ermua.

Pendón carmesí

Frecuentemente ocurre que el pendón carmesí ha sido confundido con la antigua bandera del lugar por desconocimiento del origen y motivo del mismo, cuando su significado y uso estaba bien definido. El pendón carmesí era el símbolo visual del poder real, al cual el municipio reconocía y acataba. En concreto en Bizkaia este pendón, de forma más o menos rectangular, llevaba en el anverso las armas del Señorío y en el reverso las del municipio, de ahí esa creencia y confusión al pensar que su bandera municipal es la carmesí. Pero una causa más, que ha favorecido entre nosotros el mantener ese error, ha sido el uso que las propias corporaciones han hecho del mismo en actos cívicos y religiosos, para dar mayor relieve al acto protocolario y por carecer de otros emblemas similares.

Arriba

Bandera municipal

Imagen de una vidriera de la Casa de Juntas de GernikaLas villas, dada su relevancia institucional, tuvieron en principio más posibilidades de que fuesen dotadas de escudo de armas y enseñas que otras entidades de menor importancia. Pero sobre todo el papel fundamental lo jugaba el que fundaba la villa o el que en su momento le otorgaba unas nuevas ordenanzas. Así sabemos que Carlos III el Noble, al otorgar a Pamplona el privilegio de la Unión, el día 8 de septiembre de 1423, dispuso:”Et un pendon de unas mesmas armas, de las quoalles el campo sera de azur; et en medio aura un leon passant, que sera dargent…” (sic). No sería por lo tanto aventurado concluir que a nuestra Villa de Ermua le hubiese sido concedida su bandera, teniendo como base sus primitivas armas: “En campo de azur, dos luceros de oro, puestos en palo, superados de un creciente ranversado de plata y acompañadas a diestra, punta y siniestra de una cadena de doce eslabones de oro, puesta en orla”. Por lo tanto, deducir de ello que el color fundamental de nuestra enseña fue el azul es lo más plausible, y que las imágenes que figurasen sobre la misma serían las estrellas y el creciente.

Otro dato importante a tener en cuenta es la advocación de Santiago, porque los colores que identifican a éste son el blanco y el rojo. De hecho la Villa de Bilbao, que comparte patrón con nuestra Villa, viene siendo identificada con los colores antes mencionados desde al menos el siglo XV. Igualmente, la bandera del Consulado de Bilbao era sobre el paño blanco el aspa de San Andrés roja, de tipo borgoñón, de ángulo a ángulo.

Así mismo los gallardetes, grimpolas y cuantos otros elementos servían para engalanar las naves, se servían de dichos colores.

En el año 1845 cuando se dota a los puertos de su enseña de matricula, al de Bilbao se le adjudica una bandera blanca con un cantón rojo, la cual se utiliza hoy en día como la enseña oficial de su ayuntamiento.

La consecuencia que podemos extraer de lo que hemos dicho es que la bandera de Ermua pudo ser en origen de un solo color, azul, y quizás en su devenir histórico para hacerla más distintiva, pues esa es la finalidad de toda enseña, añadiese los colores rojo y blanco.


(1) La ciencia que estudia las banderas, pendones y estandartes es la vexilología


Arriba



© Ayuntamiento de Ermua, 2017 - Marqués de Valdespina, 1 - 48260 Ermua - Bizkaia - Teléfono: 943 17 90 10

Logo de la Unión Europea